Las cajas de distribución están destinadas a conectar el cable de distribución con el usuario final. Pueden incorporar splitters para la última apertura (división) de la fibra, antes de la derivación final al cliente. Ofrecen una sólida protección y gestión para la construcción de redes FTTx.